Directora de la OPS presenta en Brasil panorama de la medicina tradicional en las Américas

Carissa F. Etienne, presentó un panorama sobre la medicina tradicional en la región de las Américas, durante la apertura del 1º Congreso Internacional de Prácticas Integrativas y Salud Pública. Crédito de la foto: Erasmo Salomão

Río de Janeiro, Brasil, 12 de marzo de 2018 (OPS/OMS) – La directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa F. Etienne, presentó un panorama sobre la medicina tradicional en la región de las Américas, durante la apertura del 1º Congreso Internacional de Prácticas Integrativas y Salud Pública, que se desarrolla hasta el jueves en Río de Janeiro.

“Acelerar los esfuerzos de los países para lograr la salud universal en 2030 – como se comprometió el mundo en la nueva Agenda de Desarrollo Sostenible – requiere escuchar las voces de las personas, prestar atención a las múltiples formas de entender el mundo en que vivimos, las múltiples culturas y tradiciones, incluida su medicina tradicional”, afirmó Etienne.

Países como Bolivia, Ecuador y México prometieron en sus constituciones respetar e incluir esas tradiciones en sus sistemas nacionales de salud, describió. Otros, incluyendo a Brasil, Chile, Cuba, Guatemala, Panamá, Perú y Nicaragua promulgaron legislaciones, políticas nacionales o desarrollaron modelos de cuidados que reconocen, protegen, promueven y claman por estudios sobre medicamentos tradicionales y otros sistemas frecuentemente referidos como medicina complementaria, alternativa o integrativa.

Muchos países y territorios de las Américas también están ampliando su comprensión sobre la fuerza de trabajo en salud y capacitando a su personal en medicina tradicional y complementaria. Cuba, dijo Etienne, reconoció la medicina natural y tradicional como una especialidad médica. En los Estados Unidos y Canadá, los médicos ahora pueden ser certificados en medicina integrativa. En Brasil, Chile, Colombia, Bolivia, México, Nicaragua, Perú, entre otros, el papel de los profesionales de salud entrenados en medicina tradicional y complementaria está siendo reconocido o reconsiderados como parte de los equipos de salud.

La directora de la OPS recordó, además, que la Declaración de Alma-Ata de 1978 fue la primera en reconocer la importancia de la medicina tradicional para la salud y el bienestar de las personas, y en abogar por su inclusión en la atención primaria de salud y por la realización de investigaciones sobre sus beneficios. “Necesitamos continuar evaluando los beneficios potenciales de integrar y articular los enfoques tradicionales y complementarios de la salud”, señaló Etienne, y agregó: “incluir dichos enfoques podría ayudar a resolver algunos de los problemas que enfrentan los sistemas de salud”.

Después de la apertura, Etienne lanzó, junto al Centro Latinoamericano y del Caribe de Información en Ciencias de la Salud (BIREME) de la OPS, la Biblioteca Virtual de Salud de Medicinas Tradicionales, Complementarias e Integrales de las Américas. “Esa iniciativa es un manifiesto del compromiso de la OPS/OMS con los países”, dijo Diego González, director de BIREME. La plataforma surge como una forma de suplir la necesidad de mejorar la disponibilidad y el acceso a la información científica y relevante con relación al tema.

El ministro de Salud de Brasil, Ricardo Barros, anunció la incorporación de diez nuevas prácticas integrativas y complementarias al Sistema Único de Salud (SUS): apiterapia, aromaterapia, bioenergética, constelación familiar, cromoterapia, geoterapia, hipnoterapia, imposición de manos, ozonioterapia y terapia de florales. “Hoy, tenemos 29 prácticas integrativas y complementarias a disposición de los brasileños. Ellas son milenarias y tienen resultados efectivos y eficacia comprobada”, afirmó.

Alma-Ata

Hace cuarenta años, los países miembros de la Organización Mundial de la Salud (OMS), reunidos en Alma-Ata, Kazajstán, definieron un conjunto de principios para proteger y promover la salud de todas las personas, enunciando la atención primaria como orientadora de la salud en un sistema de salud integral. Desde la Declaración de Alma-Ata, los países de las Américas vienen testimoniando progreso, crecimiento económico y mejora de sus sistemas de salud. Sin embargo, persisten muchos desafíos en la región, entre ellos la pobreza y la desigualdad, las barreras al acceso a la salud y modelos de atención ineficientes.

Salud universal

La salud universal es el tema de este año del Día Mundial de la Salud (7 de abril de 2018) y significa que todas las personas, sobre todo las que están en situación de vulnerabilidad – no importa donde estén –, tengan acceso a una atención de salud efectiva y de calidad y estén protegidas de dificultades financieras en el momento en que necesitan asistencia. Abarca toda la gama de servicios de salud, desde la promoción hasta prevención, tratamiento, rehabilitación y cuidados paliativos.

Crédito de la foto: Erasmo Salomão

Fuente: http://www.paho.org/hq/index.php?option=com_content&view=article&id=14186%3Adirectora-de-la-ops-presenta-en-brasil-panorama-de-la-medicina-tradicional-en-las-americas&catid=1443%3Aweb-bulletins&Itemid=135&lang=es.

Facebook
Twitter
RSS
Follow by Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *